Thursday, November 29, 2007

el conejo de la suerte descubre donde está el cuerpo de Rodolfo Walsh y se lo cuenta a un amigo




Jugando a las escondidas,
abrieron una puerta negra
y ahí estaba la media sonrisa,
no la sonrisa entera, como tiene
en ese balcón de San Telmo
mirando la plazoleta seca
que lleva su nombre.
Ahí estaba, embalsamado,
solo, peronista, Rodolfo Walsh,
símbolo inigualable
de la prensa argentina,
que necesita en él
un martir y un santo
para poder seguir mintiendo en paz.

9 Comments:

Blogger Lexi said...

que cierto lo que decís...

12:26 AM  
Anonymous Gogui said...

snif....el conejo nos hacer reír, llorar, amocionarnos... y pensar!

Conejo, you did it again.

4:20 AM  
Blogger Pablo Giordano said...

No sé si mentía, pero que no escribía tan bien como dicen es verdad.

11:40 AM  
Blogger Simplemente beluz!*... said...

Yo resalto el reflexionar... Como diria Pigna, "El pasado Pensado"...
Besos

1:00 PM  
Blogger Opadromo said...

Es como Lanata, revoluciono el periodismo fumando en camara...

1:25 PM  
Anonymous Anonymous said...

es un embole esto de comentar y estar esperando a que el santo, eh, señor de su beneplácito para que salga publicado, asi no va , fierita

1:27 PM  
Anonymous Anonymous said...

pelotudooooooooooooooooooooooooo

2:17 PM  
Anonymous MuchosMitos said...

Walsh es a la prosa lo que Paco Urondo es a la poesía: nada.

4:37 PM  
Anonymous Gogui said...

jua jua buena opádromo.

6:06 PM  

Post a Comment

<< Home


Website analytics