Thursday, October 25, 2007

modelo Felder: el PRO empezó con todo

"Me parece que el Centro Recoleta debe ser un centro integral de las artes, debe albergar a las vanguardias, todas, equivocadas o no, interesadas o no, como hacen los que dicen “vamos a poner una curita en mi cuadro o hacer un tajo y vamos a hacer unos mangos..."
Fueron sus quince minutos de fama. "Perder un ministro sin que asuma no es cosa de todos los días" dice Clarín. No soy de usar signos de exclamación: Pero, ¡Nene, te bajaron un muñeco con seis preguntas en Página/12! ¿Qué vas a hacer cuando tengas que cerrar con los colectiveros? ¿Les vas a mandar un taxista? ¿O tenés preparados los buzos de la prefectura para las innundaciones del puente de Yatay? Hace un par de años un militante me dijo: "Macri piensa todo con bullets del Power Point, da miedo escucharlo hablar". Yo me río solo, qué divertido. Y bueno, el domingo lo voto a Cruciani y me desquito.
(Bonus track: Ponga una curita en el congreso. Pago en efectivo Cómo hacer tortas y postres (sin uso de fuego) de Luis Rodriguez Felder. Aunque si voy a comprar un libro por cada fiasco de los pelotudos del PRO, me fundo.)

23 Comments:

Blogger Diego said...

¿Alguien me explica cómo fue que las "vanguardias, todas, equivocadas o no, interesadas o no" llegaron a tener tanto poder en su relación con el aparato estatal?
No es joda haberle bajado un ministro a un jefe de gobierno que viene de arrasar en las elecciones por el sólo hecho de unas declaraciones a la prensa. La Iglesia, si se ofende con algo que pasa en el campo cultural, no consigue resultados reparatorios tan eficientes. El episodio de Ferrari en el Recoleta es un ejemplo.
Hablar mal de las vanguardias complica más la vida que hablar mal del Papa. Es una realidad que está ahí. Está ahí antes de que nos guste más Borges que Cortázar. Está ahí aunque ahora salgamos a la calle y nos parta un rayo.
¿La idea no era que se pueda hablar mal de cualquiera y que sino te gusta déjalo y sigue con tu vida?

Saludos

4:43 PM  
Anonymous La Gata Flora said...

Querido Diego, el arte contemporáneo es un entramado económico, social y político tan complejo que solamente a un paparulo como este se le puede ocurrir ponerselo en contra.

4:52 PM  
Blogger Diego said...

Claro, gata flora, pero yo quiero que me lo expliquen. Porque ese entramado estaría siendo un centro de poder que no podemos -se me ocurre a mí -soslayar hoy en día si lo que queremos en entender un poco de qué va la cosa.

Sería interesante que ese conflicto que se desató con las declaraciones de Felder nos ayude a entender la forma que tiene la torta, en cuántos pedazos está dividida y quiénes realmente son sus detentadores. Es decir, ojalá que sirva para que podamos interpretar a la sociedad más allá de los modelitos clásicos (lucha de clases, etc.) diseñados en el siglo XIX y enseñados por el aparato estatal. Lo tenemos que pensar nosotros solitos. No es cómodo ni fácil, porque por ahí lo que nos gusta, a lo que adherimos, tiene poder.

Saludos

5:20 PM  
Blogger Terra said...

Diego, cariño, nadie te va a explicar caritativamente la trenza del arte en Buenos Aires. No seas ingenuo. Es igual que pedir que te expliquen como funciona la caja de los partidos.

5:30 PM  
Anonymous Karin Cohen said...

Además con un distancia de apenas diez lìneas quiere que alguien se lo "explique" para luego sentenciar que es algo que "tenemos que pensar nosotros solitos".
Me parece que las categorías decimonónicas como "lucha de clases", si bien son antiguas, ayudan bastante a explicar, no? Empezá a sumar: composición del think tank hoy gubernamental del macrismo + credenciales basadas en el éxito económico del catálogo de Imaginador + maniqueísmo del hoy desplazado candidato cuando opone las "vanguardias de la curita" a su "expepcional" mujer colorista que chichonea en Zurbaràn + el propio Zurbarán + plusvalía redituable de las muestras figurativas del Bajo + relación confesional: chau Liprandi por apoyar la ley de reproduccioón sexual, hola rodríguez felder por su relación indirecta con un galerista amigo de las sotanas + la vieja interna Pro entre Nogaró y Festilindo hoy reversionada en la interna Evangelistas en silla de ruedas versus Entrepeneurs neo-roquistas. En fin, lucha de clases (Página/Duce lo fusiló en vivo al pobre Felder) + intereses de clase + contradicciones, digo: dejemos de hacernos los piolas de izquierda deleuziana y reformemos: la vida no está en "Otra Parte".

6:57 PM  
Blogger utyman said...

La coma de "Yo, soy usted" merece mi voto, así que nada de chistes con juez del moño, Terra.

7:02 PM  
Anonymous pedime un remis said...

Diego, es verdad, todo venía bien hasta la palabra: solitos. Suena a preescolar, pá.

7:20 PM  
Anonymous emeygriega said...

Diego: a Felder no lo bajaron sus desatinos.
Lo bajaron porque se adelanto a boquear, fue un telefono descompuesto.
Esa cartera esta arreglada hace rato - mucho rato- con parte de la vigorosa gente de la cultura que rosqueo incansablemente con Macri desde antes de que ganara el comicio.
A Mauri le ch....un h....ese ministerio y ademas no tiene gente.
Veras como pronto, muy pronto, escucharas palabras y nombres conocidos, creeras que estas soñando.
Y como Felder, cito a Becquer:
Volveran del amor a tus oidos/ las palabras ardientes a sonar/ tu corazon de su profundo sueño/ tal vez despertara....

9:34 PM  
Blogger Terra said...

Utyman, la coma es un accidente. Yo corto voleta, de verdad. Pongo un moñito en senadores.

12:38 AM  
Anonymous lowfirocker said...

aguante el Pino...

4:17 AM  
Blogger Diego said...

En todo caso, si a Felder no lo bajaron sus desatinos, ¡qué coincidencia!

P.D. para Karin: En tu análisis tampoco aparecen las clases sociales, así que no sé por qué te ofendés tanto (tanto como si Felder hablara mal de las vanguardias...). A penas tirás el concepto de plusvalía sobre la mesa más como quien se persigna frente a una iglesia que otra cosa. Además, para hacer rodar ese concepto para explicar el mercado del arte hay que ser malabarista… Debe ser el mercado en donde más hace agua. Te dejo una pregunta, ¿por qué te cuesta disfrutar de la revista Otra Parte? Es todo tan feo en el mundo, hay que ser jodido para romper las bolas cuando algo "agrada" en la ubicuidad que le puedas encontrar a esta palabra en relación a esa revista.

10:15 AM  
Anonymous k. said...

Que boludos que somos, mirá quien ganó. Van a "gerenciar" los conflictos sindicales con presentaciones de powerpoint. Me decía lo mismo el portero de aca al lado ayer, justo. Como mierda va a hacer este muñeco de torta para sentarse a negociar con el subte. ¿teleconferencia? Lo va a tener que llamar al cabezón!!

Ah, y a Felder no lo tiró ninguna manijeada del poder concentrado. Se cayó sólo porque es un tarado. Le pegaron del Página, de la Nación y del blog de Tomas y se cayó. Jajaja. Impresentable.

10:52 AM  
Anonymous Anonymous said...

ustedes en la capital se lo merecen. no saben votar. de la rua, macri... y ahora son la mayoría que vota a carrió.
jódanse.

12:11 PM  
Anonymous karin cohen said...

No me disgusta "Otra parte". Me parece intragable y era una chicana para vos, nada más. Por supuesto que al lado del impresentable de Felder me quedo con el impresentable de Pauls, aunque si me apurás un poco me voy al km 501 y los mando a la mierda a los dos. La chicana: era para que nos dejemos de esgrimir argumentos de "apoliticidad" intelectual corriendo por izquierda a los otros. Es lo que hace Pauls: cuando le pega a Casas hace una defensa vergonzosa de los bienes simbólicos de su clase con afectaciones y ciertos términos de izquierda. "Lucha de clases" es un término muy gordo pero me gusta más que esa rifa de las palabras que hacen ustedes los tigres de papel maché. Cuando pasó lo de la Fundación Telefónica, cuando levantaron la muestra de la violencia en el arte -sé que no es así pero no me acuerdo del título ahora- cuando la Iglesia apuró y Telefónica cedió y la directora renunció. Está claro que en el arte hay una lucha de intereses levemente opuestos al interior de una clase similar, sino la misma. "Lucha de clases" no va para el mercado del arte, o es difícil de aplicar, es cierto. ¿Entonces para qué la pusiste sobre la mesa? Porque vos la nombrás. ¿Sabés cuál es el problema? Pedís que alguien te lo explique y, a la larga, el que se va a persignar frente a una nueva iglesia sos vos. Y nada habrá cambiado. Se te nota la sombra de tus ganas de sentirte iluminado por la marquesina.

1:42 PM  
Blogger Terra said...

A mí la revista Otra Parte no me gusta. La leo con desconfianza, si la encuentro. Pero tampoco la busco.

2:05 PM  
Anonymous karin cohen said...

Exactamente: se lee con desconfianza. Cuando se deja leer.

2:45 PM  
Blogger Diego said...

¿Desconfianza? Boys: se trata de textos de inspiración puanística. ¿A qué le tienen miedo? Por ejemplo, en el último número Grace sale a defender la operación Di Nucci. No coincido ni un poco, pero listo.
Trato de recordar el artículo de Alan sobre Casas y sólo vienen elogios a mi memoria. Me acuerdo sí, que cuando lo empecé a leer esperaba un choque frontal. Fui un iluso esperando escándalos de parte de esa pluma. Igualmente, el mero hecho de que lo traten significa respeto para con su producción estética. Lo están convocando a la Selección, por más que lo dejen en el banco el día del partido.
Karin, metiendo el concepto clases (¡cómo te gusta, eh!) para decir que Alan defiende los bienes simbólicos de "su clase" errás feo. "Su clase", suponiendo que sea la alta, hoy en día está más representada por Macri que por la revista Otra Parte. La clase alta hoy es eficiente y buena onda, no lectora de filosofía y literatura contemporánea. No queda otra, si disentís con Alan o con quien sea, que meterse a lidiar con los textos y dejar las categorías multiuso de lado. Te lo digo con la mejor onda, para que salgas del pantano intelectual en el que te has metido. No sos el primero ni vas a ser el último.

Saludos

3:30 PM  
Anonymous karin cohen said...

Bueno, Macri se está volviendo una multiuso. Alan no me gusta pero de ahí a ser Macri. Eso es lo bueno de las lecturas: para mí no hubo elogio en el texto de Pauls sobre Casas. Hubo si una llamativa atención que radica en el hecho de haberle dedicado ciertas páginas de su atención, cosa que no hace con otros. Es una operación. Pero para mí fue una lectura retrógrada, peor: una lectura cheta -en el sentido de atildada y perfumada. Cómo arranca, por ejemplo: eso de que hay autores que saldrían corriendo antes de sentirse "rozados" por las categorías de "literatura chabón", "neo-costumbrismo". Etiquetas banales que aplica sobre el texto de Casas para desmerecerlo. Pauls es un arribista: en eso sí es Pro. Un tipo que cambia esa idea babelística acerca de que no existe o hay que anular las instancias no-sígnicas del lenguaje, ponele. Decía eso en Babel, lo desmiente cuando en ciertas tribunas quiere darsela de autor de la generación del '70 (sic) de la generación de los desaparecidos (sic) y después vuelve a aceptarlo al lado de Speranza. Es un pobre tipo sentado sobre el éxito de un premio de dudosa procedencia. "Capitalismo de amigos", le dicen hoy. Pauls quiere ponerlo a Casas en el lugar de Castelnuovo para poder jugar a ser Borges: Borges también se contradecía -leer la chotada de El informe de Brodie- pero seguía siendo Borges. Pauls se contradice y es apenas una versión ilustrada de Juan Cruz Bordeaux o como concha se escriba. Va con onda, Diego. En serio.

3:49 PM  
Blogger Molina said...

Terra, vos no estabas con K?

3:56 PM  
Blogger Diego said...

El Informe de Brodie tiene una genialidad que es que en el prólogo Borges cuenta que recientemente se ha afiliado al Partido Conservador. Creo que es un libro publicado en el año 1970. Ya tenía 70 años, ya era Borges y cuenta que se decide a hacer política partidaria. El intelectual comprometido. Después los cuentos no están nada mal tampoco.

Saludos

4:42 PM  
Anonymous KRR said...

bueno, ganó karin cohen. Cierren el post y vamos a ver como cojen los rinocerontes de una vez.

5:20 PM  
Anonymous karin cohen said...

La genialidad fue comparar a los escritores comprometidos con las fábulas de Esodo. El resto: reversión berreta de lo que Borges supo hacer mejor. Inclusive ese prólogo, que se pisa con el prólogo a La invención de Morel. Claro que ahi tenía que remar para sacar a flote a ese muerto llamado Bioy, su Robin.
Igual: chau, me ganó el embole.

5:34 PM  
Blogger Diego said...

No me acuerdo del prólgo de La Invensión. De ser como vos decís, de todos modos estaría la sutil diferencia de:
1) La época. Hay que meter ese intertexto en ese contexto.
2) Ponerle el cuerpo, la firma.
3) Borges era "otro" en 1940 que en 1970.
4) La lectura que podemos hacer hoy de todo eso. El Partido Conservador envejeció tanto como los otros partidos, fervientes en aquellos años.

10:03 PM  

Post a Comment

<< Home


Website analytics