Wednesday, December 12, 2007


Esta es la habitación de Hans Bellmer, un lugar para llegar, quedarse un rato, dormira la siesta, leer un poco, escribir una carta a un amigo y después irse a tomar una cerveza. Cuando tengas ganas de escribir una magna obra literaria, escribile una carta a un amigo y contale eso que nunca pondrías en un libro.

1 Comments:

Blogger M.Cúparo said...

Siempre (mentira, antes no pensaba en eso; creo que se me ocurrió hace como un año) me dio la sensación de que en los mails a los amigos o familiares uno escribe como debiera escribir cuando pretende escribir bien. Y siempre me dio la sensación de que los cuentos me salen chotos porque no logro tomármelos como si fueran un mail a un amigo.

Incluso Sensini, el cuento de Bolaño, que habla sobre un intercambio de correspondencias, para mí está todo lo bueno que está por el estilo de escritura liviano. Pareciera que el narrador se lo está contando por mail a un amigo.

4:51 PM  

Post a Comment

<< Home


Website analytics