Monday, February 06, 2006

Hay turco para rato: Entrevista a Jorge Asís

(Publicada en el suplemento Cultura de Perfil)

Cuando lo tildan de maldito, se ríe. Vive exiliado de los circuitos intelectuales locales y dedicado a la crónica periodística desde su portal en Internet. Ediciones Lea le acaba de editar sus Cuentos Completos que recorren cuarenta años de historias argentinas. En el 2006, Jorge Asís sigue cultivando la infinita gama de matices que va de la literatura a la política.

De los escritores de su edad, es el más activo en la web. Asegura que tiene más de 22.000 visitas diarias en su portal http://www.jorgeasisdigital.com/ donde, después de crear una relación atípica con las editoriales argentinas retirando sus libros de circulación, su pluma se mantiene activa, casi hasta el desenfreno. Al mismo tiempo, se lo nota aislado, alejado de los cruces intelectuales y diciendo que la literatura argentina pasa un momento desértico. Mientras tanto, la nuevas generaciones de escritores empiezan a descubrirlo y a dejarse influenciar por su obra, urbana y suburbana, política y social. Se sienta para hacer la entrevista y lo primero que dice es que está cansado de responder siempre las mismas preguntas, que les suenan viejas.

¿Qué significa la edición de sus cuentos completos?
Un lujo. Ahí hay reunidos treinta y cinco años de literatura. Incluso más. Ahí hay un cuento que se llama Minga, que fue escrito en el 68, hay otro que se llama Quiero retruco que fue escrito en el 66. Y también hay cosas muy recientes que solamente salieron en la web. Mi relación con la literatura es no litigiosa, a veces sí, particular.

Hace poco dijo que le gustaría dirigir un diario, ¿por qué?
Lo hago en la práctica con el portal, que quizás en el futuro se convierta en un diario digital. Internet es una gran herramienta. Por ejemplo, yo estoy ahora con Hombre de gris que es una novela política que yo ya tenía y, a medida que la voy publicando, la voy reescribiendo. Cuando empiezo a publicar lo que tengo, las reacciones y el mismos ritmo de publicación me hacen modificarla. La novela va para otro lado. Tiene unas once, doce mil visitas. No hay tanta posibilidad para cavilaciones, largas reflexiones. Y hay un lector que lee en pantalla. Recibo mucho mail que me reprochan que no cumplo semanalmente con el Hombre de gris. Esa frase hecha de que la literatura se completa con los lectores hoy con Internet es realidad.

¿Hombres de gris es un folletín electrónico?
Ojalá. Me encataría ser un Balzac, un Dumas electrónico.

Usted es uno de los únicos escritores de su edad que usan al máximo las posibilidades de Internet.
La única revolución importante y real es la revolución tecnológica. Todas las otras revoluciones fracasaron. Ojo, Internet también es atroz para la indecencia. Un periodista sin ética puede hacer su carrera completa robando de acá y de allá.

¿En algún momento dejó de sentirse un “infiltrado”?
Esta es una sociedad de infiltrados. Por otra parte, yo ya no tengo lugares donde infiltrarme.

¿Qué significa la ausencia del bigote?
A veces soy más esotérico que racional. En octubre del 2004 me operé, me tuve que sacar el bigote. Después, empecé a respirar mejor y quedó así.

¿Por qué lo tildan de maldito?
Eso es una torpeza. La dinámica cultural va cambiando. Hoy maldito, mañana mítico, pasado integrado, y así. Hoy los chicos que tienen veinticinco años y que son los hijos de aquellos que crecieron rodeados de equívocos en torno a mi persona, me leen y dicen: “Ah, ¿pero esto era el mal?”. Es una tontería que me den a mí tan gratuitamente esa chapa. Maldito de verdad era Louis Ferdinand Céline. No se llega a ser maldito por reírse un poco de todos y escribir sobre Clarín. Yo tengo ventidós libros publicados. Hay que hacer fuerza para ignorarlos, para marginarlos, para condenarlos. Y, te voy a decir, se me ve mejor que a los marginadores.

¿Abandonó la política?
No, nunca.

¿Renunció a ser gobernador de la ciudad de Buenos Aires?
A ver... Yo estaba lanzado. Ahora, también soy muy consciente de mis límites y mis virtudes. No tengo capacidad de armado territorial, yo puedo ser candidato como emergente de una situación. Por ejemplo, hoy la oposición no está en el parlamento. Está afuera, y en ese escenario estoy yo. Ahora, esto no implica comer vidrio, en ningún sentido sería candidato de afiche. Yo conozco un poco el mundo, tengo algunas ideas sobre cómo hacer una gestión, sé cuál es la sociedad que quiero y, aparte, tengo un cierto humor muy necesario...

¿Siempre Buenos Aires?
Si uno está afectivamente bien y puede pagar sus cuentas, no hay mejor lugar en el mundo que la Argentina.

¿Por qué?
Hay una pasión, espectáculo político, farándula, cierta construcción melodramática de la realidad cotidiana, de la rutina vital... En los países llamados centrales eso no pasa. ¡Son aburridísimos! ¡A las diez de la noche se acaba todo! Repito, si vos estás bien con vos mismo y con los tuyos, si tenés trabajo y podés pagar las cuentas, no hay mejor lugar del mundo que la Argentina.

¿Quién puede ser, en un futuro, su aliado político?
Hay varios. Dentro y fuera del peronismo. Yo quiero estar al lado de Ramón Puerta, o con (Juan Carlos) Romero, el gobernador de Salta. A ellos les daría el comando de mi auto. A Macri le falta un poco de Toddy, pero está ahí. Lopez Murphy se puso más interesante desde la derrota. Hay que reivindicar la dignidad de la derrota. Esa lógica de tener que ganar siempre, de siempre tener que estar al lado de la caja, es nociva para la política. Ese exitismo, ese borocotismo...
Pero ese era un rasgo central del menemismo.No sé si es tan así... ¿Te parece? Puerta sabía que iba contra las tres cajas, la de Nación, contra la de Provincia, contra las que iban a las intendencias. Y fue y perdió y se las bancó. Es como el tipo al que le pasan cosas y vos lo ves y le decís: “Bueno, ahora sí que podés ser amigo mío”.

¿Vuelve a Villa Dominico?
Por supuesto, yo tengo mucha cultura suburbana.

26 Comments:

Blogger Diego said...

Juan, ¿podés postear la nota de Viñas?

Esto que voy a decir ahora no es contra vos. Es algo sobre Perfil y sobre Asís. ¿No es muy obsceno? ¿El PP español tiene éste tipo de "intelectuales"? ¿No es demasiado pronto para que al menemismo se lo empiece a ver como algo "opinable" y digno de ocupar sus páginas en el panteón de éste país, anexando de ese modo su ficha a la de todos los anteriores (total Felipe Pigna ya nos contó que ninguno había sido un santo , e igual tienen sus estatuas)?

Eso nada más. Saludos

11:40 PM  
Anonymous Anonymous said...

lo que lo salva a Asis es

- sabe escribir (hay algunos pasajes de "La Familia Tipo" (bien antes de Menem) que debieran estudiarse en la escuela
- es divertido
- todo lo demas se lo lleva el viento

es mucho mas que casi todos los otros

11:16 AM  
Blogger Gecko said...

Prefiero que el menemismo (o cualquier otra cosa) se vuelva "opinable" antes que un tabú sobre el cual no se puede pensar. Aducir obscenidad es un argumento moralista.

11:25 AM  
Blogger Adrián said...

"Repito, si vos estás bien con vos mismo y con los tuyos, si tenés trabajo y podés pagar las cuentas, no hay mejor lugar del mundo que la Argentina."

O sea: si estás entre los que zafaron (no importa cómo). El resto, puede reventar soñando con algún sitio mejor.

11:34 AM  
Blogger Terra said...

Diego: En breve, subo la entrevista a Viñas.

1:06 PM  
Anonymous sl said...

cómo diste por válido que pueda tener 22.000 visitas por día...? dejate de joderrr

1:10 PM  
Blogger Diego said...

¿Ser moralista es peor que ser menemista?

Casi hasta yo lo dejo pasar. ¿Qué está pasando? ¿Qué fue lo que se hizo tan mala como para que esa pregunta esté en cuestión? Asis: marxista en los 70´s, menemista en los 90´s. Habría que revisar las continuidades en esa biografía aparentemente absolutamente rupturista. Pero revisarla como objeto de estudio, no al sujeto que "opina" y que puede decir cosas "razonables".

1:10 PM  
Blogger Mavrakis said...

(Diego, Querido comisario cultural)Ser moralista es muchísimo peor que ser menemista.

La biografía es anecdótica; la obra literaria de Asís, en cambio, explica la absoluta continuidad entre ese (cierto) marxismo de los `70 y el menemismo de los `90.

1:34 PM  
Anonymous José said...

Creo que en La Familia Tipo y en Carne Picada, pero sobre todo en la primera, hay algunas claves para entender que no hay ruptura sino continuidad, como dice Makravis.
Es ridículo el hecho de tener que explicarse cuando uno dice que le gusta Asís (..."me gusta a pesar de..." "sí, pero no coincido con...")

2:29 PM  
Anonymous Anonymous said...

Habran leido La Familia Tipo?
la venida al centro? la de los ojos color mar caspio? el ping pong con cornelio saavedra?

De cambios y evolucion y palabras bien elegidas

3:03 PM  
Anonymous sl said...

Asís ocupa el lugar que tiene que ocupar: prosa oral para volar en el programa de Majul por sobre la estrechez de miras de los repetidores de la buena conciencia.
Su mistificación berreta y su pretenciosa prosa quilmeña no le alcanzarán nunca para ser un escritor considerable.
Diego, tenía en la punta de los dedos la caracterización de Mavrakis: te ponés en el lugar de un miserable comisario cultural. Hay que salir de la burbuja del apellido de las tres A, de Palermo y de la facultad de letras. La duda es un privilegio burgués, y sólo un pequeño burgués no asumido puede poner en la misma oración las palabras "Fontevecchia" y "moral". Sos un muchacho inteligente, no te pongas en el lugar de abogado defensor de los Poetas del Montón. Ah, qué larga parrafada me espera...

5:22 PM  
Blogger Diego said...

De Asís solamente leí "Flores robadas...". Me pareció un best-seller de época.
La rehabilitación de su figura hoy en día, con ese pasito hacia la "institucionalidad liberal" (no more robo para la corona; obvio, el jefe perdió el trono) que Asís está dando con sus comentarios en el programa de Majul, es parte de la construcción del PP argentino. Eso es lo que quería señalar. En esta coyuntura política no se puede reivindicar la obra literaria de Asís sin aportar fondos retóricos para esa campaña. A hacerse cargo. O a tirar las cartas sobre la mesa. Según sea el caso.

No entendí lo del apellido de las 3 A. Debo estar un poco dormido.
¿Quiénes serán los poetas del montón?
Lo critico a Asís y soy burgués. Bueno.

5:56 PM  
Anonymous sl said...

Llamalo PP, llamalo UD, llamalo derecha blanca o derecha mafiosa, ¿pero leíste alguna vez el diario Perfil? Fontevecchia reivindica el lema de Timerman (volteador de Illia, amigo de Lanusse, promotor de montoneritos, socio coimero de Gelbard y Graiver, volteador de Isabel, amigo de Videla, secuestrado, héroe de los derechos humanos, etc): Derecha económica, centro político e izquierda cultural. En el gobierno peronista con salarios más bajos de la historia, ocupa el lugar vacante de la prensa opositora, opositora como sea. En marzo del 00, la revista Noticias empezó a voltear a De la Rúa, a tres meses de su asunción. Te queda alguna duda moral?

6:49 PM  
Blogger Diego said...

No. ¿Qué estamos discutiendo? Si eso mismo -centralizándome en la figura de Asís -es lo que yo estoy diciendo.

7:08 PM  
Anonymous yo juego abajo said...

Pará, que el Suplemento de Cultura de Perfil es de centro-derecha. No jodamos...

7:30 PM  
Anonymous Vico said...

El Turco Asís se coge de parado con la pija muerta a la gran mayoría de escritores de su generación.

Es verdad: su prosa quilmeña a veces se pasa de mambo. Pero con lo que tiene le alcanza y le sobra como para empernar en una brochette a unos cuantos (Piglia, Abelardo y su ballet, Giardinelli, Soriano, Aira)..

Nada más.

7:33 PM  
Blogger SL said...

Piglia lo dudo.
Abelardo y su ballet no lo dudo.
Pero Rodolfo Enrique al Turco se lo garcha después de un bajón de 10 gramos de merca.

Diego, el que discute sos vos. El que se hace desgarradores planteos morales por la mención de la horrorosa palabra menemismo sos vos. Desde ya, no hay nada que discutir. Dejá que le den un poco de aire al Turco, en vez de a la enésima estrella de la literatura islandesa descubierta por los sobrinos de Fresán en el diario cuyos salarios pagan desde hace cinco años los fondos santacruceños fugados de las privatizaciones de YPF. Si no te bancás esta revisión del menemismo y su crítica, preparate para la que traerán en las décadas por venir. Carlos Saúl Menem, al igual que el general Justo, ya tendrá su Tulio Halperin Donghi. Quizás hasta puedas ser vos.

1:02 AM  
Blogger Diego said...

Qué indefectible que es todo, eh. Qué tiradas que ya están las cartas, eh.

El menemismo me rompe las pelotas y trato de que está sociedad lo evite. Todo desde éste humilde lugar.

¿Sabés lo que pasa? El campo cultural porteño tiene su moral. Me parece bien que la tenga, aunque las más de las veces pase solamente por declaraciones de principios. Qué Sebreli (por decir algo), qué te guste más o te guste menos, es un intelectual que ha venido produciendo textos para el debate desde hace 40 años, esté más sojuzgado que ese atorrante funcionario y apologista mediático de Menem me rompe soberanamente las pelotas. Y me rompe más las pelotas cuando lo veo funcionando como la punta de lanza del armado político de la "nueva" derecha que quiere ocupar el lugar de contrapeso de lo que sería la nueva centroizquierda kirchnerista. Qué la chantada envestida de escritura maldita ocupe lugares que podrían ocupar otros, también me jode.

Y en todo caso, SL, si me salís a cruzar a mí por esto, las cosas que le tendrás que decir a Viñas que se enherba contra tipos a los que no les quedan ni los huesos bajo tierra.

Saludos

9:27 AM  
Blogger SL said...

Diego, si hablamos de política como praxis, Viñas es una pieza de museo desde que se decepcionó con Frondizi, en el año 58.
Lo cual no quita que sea uno de los grandes teóricos de la ciudad, como Fogwill, su amigo Sebreli, Sarlo, González, quizás Asís.
¿Pero te cabe alguna duda de que el personaje de Asís merece un reportaje en un suplemento cultural? El Turco no juega en el armado del PP, es un divertidísimo monigote cultural. O pensás que estaba en la mesa chica del menemismo?
Ay, el espacio que "merecen" ocupar otros. Decime quién merece ocupar ese espacio que tanto te irrita que ocupen tus enemigos imaginarios. Vaya si el Turco lo merece.

11:19 AM  
Blogger Diego said...

SL, la consagración de la literatura de Asís implica el efecto metonímico de su figura hacia todos los otros polos con los que su nombre está asociado. Si Asís es un gran escritor, el gobierno de Menem fue un poco menos malo. Si Asís es un gran escritor, el neoliberalismo de Sobisch, López Murphy y Macri no es algo totalmente desdeñable por la intelectualidad de Occidente, comprobación esta que el ciudadano medio no tiene tiempo ni cabeza para hacer en coloquios con citas en 5 idiomas. La política la determinan los discursos, no la materia en el sentido marxista. Con guita de Amalita de Fortabat puedo financiar a Viñas y a Antonin Artaud sin que sus obras sean en absoluto deudoras de ese dinero. El efecto es discursivo; para que la materia que se palpa surta efecto debe ir acompañada de un discurso acorde a los intereses del que aporta el dinero y de un sistema de control que permita que esa voluntad quede plasmada en el producto; es un trabajo aparte, otro, sobre el que el ejecutante siempre tiene posibilidades de resistencias. Lo vemos claro -en un ejemplo contrario -en esta nueva izquierda latinoamericana. Chávez utiliza el petróleo para impartir su nacionalismo de izquierda. No hay una correlación obligatoria entre dinero y discurso. Son dos momentos diferentes que se articulan.
Entonces, Asís, no sólo suaviza al menemismo (“bueno, no habrá sido para tanto, si éste tipo que fue embajador está a flote opinando de todos los temas”) sino que le da aura (campo cultural) y retórica a esa derecha que de modo inorgánico se está construyendo. Asís está trabajando para ganarse su lugar en eso que todavía, en tanto tal, no existe, pero que su conformación madura día tras día.
Sí, Asís merece un reportaje así como lo merecen Firmenich, María Julia Alzogaray o El Tula. No como lo merecen Viñas, Sebreli o Sarlo. De ahí la línea editorial de la publicación.
¿Quién merece ese espacio? Mucha gente (no porque muchos sean muy buenos sino por la impresentabilidad de quién estamos tratando) que escribe casi sin darse cuenta que hacen cultura letrada.

Saludos

1:54 PM  
Blogger Mavrakis said...

La sola ebullición imaginaria de Diego ("En esta coyuntura política no se puede reivindicar la obra literaria de Asís sin aportar fondos retóricos para esa campaña" (del PP Argentino)) y la paranoia al estilo X-Files de SL ("En marzo del 00, la revista Noticias empezó a voltear a De la Rúa, a tres meses de su asunción.") me invita a proponer, en honor al fascinado biógrafo del nazismo bizarro que auspicia este rancho, que hagamos una enorme pila en Plaza de Mayo con los libros de Asís (los 22 que leí), y los quememos para irnos a dormir ya tranquilos a nuestros muy burgueses hogares.

Preferentemente, por Palermo.

2:10 PM  
Blogger Diego said...

Qué jodido acusar de burgués a alguien a la vez que se defiende la obra y la figura de Asís.

Qué mambo que tenés en la cabeza.

3:38 PM  
Anonymous Vico said...

Diego: teñite un mechón de rubio.

4:02 PM  
Anonymous Anonymous said...

me cago de risa leyendo: que soberbios son!
no veeran realmente mas lejos que la punta de sus pies?
creeran realmente que el mundo empezo con menem y el menemismo (la punta de sus pies)es el praton oro para medir los hechos y los libros y la vida?
y si seguimos a calvino y empezamos por preguntar quien leyo herodoto?
pienso: seran como versiones modernas e intelectuales y portegnas del destino latinoamericano que lo acuchillo a laprida?

5:25 PM  
Blogger julieta said...

Diego, te están dando mal, tendrías que bajar un cambio y leerte. Se te nota perdido, repitiendo discursos que no son tuyos, no pudiendo defender casi nada sin mandar un mail de consulta o googlear.
Desde el momento en que confesaste "De Asís solamente leí "Flores robadas..." perdiste los pocos puntos que tenías.
Andá, fijate y volvé.

9:50 PM  
Blogger Niño Errante said...

*Es interesante esto: por un lado unos defienden el final del proceso neoliberal y por otro se reafirma la derrota del proyecto de la izquierda vencida en los 70.
¿Y todo esto qué tiene que ver con la literaruta de Asís?
*Asís escribe bien, mal que le pese a muchos. Borges también escribía bien. Es uno de nuestros popes, ¿y?
*Decir que Asís es malo para pegarle al menemisto es una ingenuidad discursiva. Invertir esta afirmación es tener mala leche.
Cordialmente,
Yo.

P.D: Si alguien de 28 años -como yo- defiende al menemismo le recomiendo que cierre la boca y se de una vuelta por Rosario.
P.D: aclaro que no comparo a la M con la K. La mierdosidad de uno no justifica la inoperancia de los demás.

4:24 PM  

Post a Comment

<< Home


Website analytics