Monday, March 13, 2006

la ruptura del verso y el amor a la ciudad

¿Qué lectura política podemos hacer de que Gelman cada vez se parezca más a Alfonsín? (Porque a esta altura decir algo sobre el títular "La poesía es una manera de vivir" no rinde.)
Fíjense que al final, como llegando a un fiesta cuando se acabó la joda y ya están barriendo las serpentinas del piso, aparece el hombre de Boedo, hoy lesionado a causa de un infeliz choque con Barilaro, pero crédito local en el área. Obvio lo prefiere a Mangieri.
Por atrás y en la suya, baja naipes marcados desde hace rato el turco. En fin, la agenda de siempre que no se extingue, pero se enrarece.

1 Comments:

Anonymous Susana said...

Terra, no te hagás el loco que depsués te hacen el vacío.

11:08 PM  

Post a Comment

<< Home


Website analytics