Tuesday, May 02, 2006

Joyas en la arena

(Para La biblioteca ideal del suplemento Cultura de Perfil)
Las horribles ilustraciones y la errónea inclusión en esa pésima colección, titulada Cuadernos de la nostalgia, no menoscaban el valor de las ocho narraciones que integran Pecadoras, una de las pocas reediciones que se hicieron de Juan José de Soiza Reilly después de su muerte. Publicado por Ediciones de la Flor en diciembre de 1974, Pecadoras retoma algunos de los temas centrales de la obra de Soiza que lo ligan indiscutiblemente a la actualidad: drogas, sexo, corrupción y aristocracia farandulesca. Aunque en su enfoque narrativo la denuncia se rinde ante el ánimo sensacionalista, todavía más cae presa de la ingenua sensualidad que encierra la anécdota prohibida.
En Pecadoras, Soiza retuerce el vocabulario y la temática del tango para construir un estilo de corte radial cuya exaltación retórica es casi permanente. Las pecadoras del libro son muchas y conocidas: las hijas de la aristocracia que en Mar del Plata que se emborrachan y a la luz de la luna salen a perder sus joyas metafóricas y reales en la arena de la playa; las cocainómanas secretas de Paraísos Artificiales, más una alucinada crónica de costumbres que un relato; la hija de un almacenero gallego que queda embarazada y se casa con el dependiente, cuya fisonomía le da el título de “La tragedia del hombre feo” a la historia, y así.
Cuando la narración abandona las diferentes versiones de la Costurerita que dio el mal paso– las hay de clase alta, pequeño burguesas, pobres, felices, desgraciadas–, la tensión decae. Melodramático hasta el absurdo, la calidad estética en Soiza pasa de la invención soberbia al arrebato. La deslucida maestrita pura que protagoniza, por ejemplo, el malón matrero en el Chaco nada tiene que ver con el pecadoras del título. El libro está lleno de exabruptos. Sin embargo, bajo su influjo, Soiza Reilly se presenta como un narrador subversivo, impetuoso y picante, y Pecadoras, cuya prosa es social pero también folletinesca, como un libro delicioso.

3 Comments:

Anonymous Carlos said...

¿cómo es eso de que la prosa es social?

2:36 AM  
Anonymous Anonymous said...

Hola..¿alguien sabe si van a publicar La ciudad de los locos, por Adriana hidalgo?
Menchi

2:30 PM  
Blogger Terra said...

Sí, Menchi, está por salir.

1:38 AM  

Post a Comment

<< Home


Website analytics