Saturday, April 29, 2006

abandonando el viernes

Hace algunos años un amigo me invitó a dar unas vueltas en lancha por el Tigre. Fuimos y al final el motor de la lancha dejo de andar. Mi amigo lo estuvo sacudiendo un buen rato. Pero no había caso, así que lo sacamos del agua, y él se sentó y destapó una cerveza. La lancha quedó a la deriva. Le pregunté qué íbamos a hacer. Y él me dijo que íbamos a tomar una cerveza. No teníamos remos ni radio ni un motor de repuesto. Así que esperamos y a la media hora yo ya me estaba poniendo nervioso. Se hacía tarde, no se veía nada, el sol empezaba a bajar, la lancha se hamacaba con suavidad, dejándose arrastra por la corriente... Cuando iba a empezar a gritar desesperado, un poco por la borrachera, un poco por la desesperación misma, apareció otra lancha con tres chicas rubias y en malla. Desde ese día, creo que tengo un poco más de paciencia y un poco menos de ansiedad.

Pero la ansiedad es algo imprescindible también. Es imprescidnible porque es la llave de la adrenalina, o algo así. Durante buena parte de mi juventud mi cabeza decía: "Bueno, lo mejor es esperar". Y yo esperaba. Y después reventaba, y era peor. Ahora mezclo, a veces espero, a veces no. El resultado es parecido pero creo que saqué alguna ventaja.

Una buena frase de Hugh Hefner: "Vivimos separados por nuestros mitos". No sé si es real o no. Quizás sea apócrifa. Pero es una buena frase. Uno de los mitos de la modernidad: la ansiedad es algo malo. No es así. Es mucho más difícil.

5 Comments:

Blogger Pola said...

Quizas es una cuestion de vulnerabilidad y etiquetas. La ansiedad patologica es dificil. La ansiedad es mas bien una señal de alarma. Y a veces las alarmas vienen bien.

12:39 PM  
Anonymous Silverado said...

Pola lea mejor, esto es un claro "digale no a Freud".

1:24 PM  
Blogger Molina said...

Justo ayer entré a tu .com.ar y vi el test sobre la ansiedad. Parece una obsesión. No hice el test, pero supongo que, si me guío por las veces que chequeo los mails algunos días, por cómo me tiembla a veces una pierna cuando estoy sentado, o por cómo, cada tanto, me gustaría llegar a otro lugar cuando todavía estoy en mi casa, me daría positivo. Eso sí, con la lectura no me pasa, aunque un texto no me esté gustando suelo llegar hasta el final sin apuros ni problemas.
Hay que estar alerta con la ansiedad, y tratarla como lo que es.

Un abrazo

2:08 PM  
Blogger marina said...

(sobre el título) anoche en una mesa, varios apostaron por que habría un post tuyo "abandonado por Celia", "Celia me dejó solo", o algo por el estilo. no se equivocaban! no fue tan terrible, no? el domingo repite, eh?
besos,
m

2:30 PM  
Blogger Terra said...

Es "abandonando el viernes", no "abandonado". Igual, sí, pero me la banco.

Molina: la pierna con vida propia es todo un tema.

3:33 PM  

Post a Comment

<< Home


Website analytics