Wednesday, September 12, 2007

un final de tantos


Conocí a un tipo duro,
en la peor situación.
Era un proto-DarthVader
que me dijo: "Ella se viene conmigo"
y me apunto con su linterna.
Le costaba respirar.
Así que yo dije: "Está bien".
Un poco porque ya estaba cansado
de lustrar esas botas tan largas
-aunque me gustaba hacerlo-
y otro poco porque
sabía que extrañarla iba a ser
el más refinado de los placeres.

3 Comments:

Anonymous Anonymous said...

Le soplaron de las manos a nada más ni nada menos que Carolyn Munro (sí, así, como el barrio donde vendían ropa)
y la dejó ir!
Nooooooooooooo!!!!!

7:31 PM  
Blogger Terra said...

Anonymous tiene buena data.

11:37 PM  
Blogger Jaramillo said...

Buena, Terra... buena.

3:06 PM  

Post a Comment

<< Home


Website analytics