Tuesday, February 14, 2006

seis respuestas

1. A los que nacimos en los 70 y llegamos a la conciencia en los 90, “la figura del escritor” o “la figura del intelectual” nos resultan más que figuras, figuritas. Son intercambiables. Por lo menos para mí lo son. El día que no me permita a mí mismo agarrar de allá, copiar de acá, cambiar, plagiar, tergiversar y versionar, dejo de escribir.
2. Un día me di cuenta que tener de perder eso q1ue nunca había tenido realmente ridículo. No tener miedo de perder aquello que no tengo se volvió una consigna.
3. Leer y relacionarme con los narradores y poetas de mi generación significó muchísimo para mí.
4. La diferencia entre otros generaciones y la mía es que nosotros sabemos usar Internet.
5. No hay forma de no correr riesgos hoy con la literatura. Si salir a la calle ya es todo un tema, no entiendo cómo se podría hacer “literatura segura”.
6. Mi experiencia personal con el “mercado”, la “academia” y otras instituciones similares es que, como dijo Ringo, son todos tus amigos, pero cuando suena la campana te sacan hasta el banquito.

(Publicado en la revista Oliverio, número 12, 2005/2006)

6 Comments:

Blogger Luis Andrade said...

Buena, Terra. Me gustó pero discrepo en lo personal con respecto al Internet... :-) Soy del '61 y ando metido en línea desde que los modems eran de 300 bauds y había que acoplarlos al teléfono. En 1995 diseñe la primera página web para una agencia marítima en los EEUU, cuando tuve que dar una conferencia entera sobre lo que era la Web y el Internet en una junta de directorio en la que nadie tenía idea de nada. Una compañía que ya no existe (la compró la Maersk hace unos años) pero mi página se puede apreciar en el Way back machine" del Web Archive.

Gulf & Atlantic

Claro, siempre fui medio nerd y rata de bibliotecas... :-)

Para alardear un poco, por supuesto. De pocas cosas me siento orgulloso (aparte de mi familia), pero haber sido la primera persona en crear una página web para una agencia marítima en los EEUU, el mismo mes y año en que Amazon empezó su negocio en la Web, es una buena razón.

Bueno, me voy con las cosas de viejo a otra parte... :-) ¡Qué lo parió, me estoy pareciendo a mi abuelo con sus cuentos!

Saluditos,

Luis

11:10 PM  
Blogger Terra said...

Coincido y la salvedad es buena. Y si no le creen pasen por sus respectivas páginas y blogs: van a ver qué lindas fotos saca.

12:11 AM  
Blogger acteon said...

Juan,
No entiendo el punto 2, pero puede ser un error de edición.
El punto 3: ¿del viejo Hem, no?

Extraño esos post de un diario de un escritor, cruzándose con la vida diaria ¿Alguna posibilidad de que vuelvan?

Un abrazo.-

1:18 PM  
Blogger Terra said...

Acteón, los puntos so arbrtrarios. Responden a preguntas sobre los intelectuales hoy y ayer, el campo, la vida, las insttuciones, etc. Seguro que hay problemas de edición. Es probable que vuelva el escritor a diario. O que haga un libro con eso. Veremos. Gran abrazo.

2:07 PM  
Blogger un burro said...

Sí, si no entiendo mal, el punto dos sería:

Un día me di cuenta de que tener miedo de perder eso que nunca había tenido era realmente ridículo.


Me gusta mucho el primer punto. La desdramatización del asunto. El have fun a la hora de escribir. Sin tabús.

3:48 AM  
Anonymous Matías Pailos said...

El punto 5 expone la perspectiva adecuada para un escritor que quiera sacarle el máximo jugo a la naranja de su medio. El punto 3 es de una brutalidad honesta tal, que despierta ternura. Muy valiente. El punto 1 debería ser reformulado. Es verdad que nuestros mayores manejan internet -es decir: algunos de ellos-, pero en una proporción sustancialmente menor a la correspondiente a los nuestros. Por otra parte, esto que a los nacidos en los setenta nos parece una peculiaridad (internet) los nacidos en el noventa ni siquiera se anoticiarán de ello, será solo parte del paisaje.

11:15 PM  

Post a Comment

<< Home


Website analytics