Saturday, May 19, 2007

sábado a la noche (QD)



No me gusta la cumbia. Quizás necesite a un Piazzolla del género. ¿Es posible? En estas cosas uno nunca puede cerrar con llave. En todo caso, no soy agresivo. Pero sí estoy seguro de que no me da placer estético escuchar esa músca, quizás sí me despierte algún tipo de curiosidad antropológica su síncopa mántrica, pero eso es otra cosa. Como fuere, hoy estuve en la calesita con mi hija y empezó a sonar El bombón asesino. Adelante, una madre que acomoda a un nene de tres años en un caballito dijo entusiasmada: "Uy, escuchá, tu canción, la que te gusta a vos". Mi hija respondió bien a las frases del acordeón sintetizado y a la letra libidinal. De repente, mientras dábamos vueltas, me di cuenta de que yo también la disfrutaba. Tardé en comprender que me gusta porque fue el tema-emblema del paro que los trabajadores sostuvieron en Perfil durante cuarenta días por unos muys justos reclamos salariales. Fue extraño, imprevisible, pero ligera y placenteramente embriagador escuchar esa melodía de nuevo.

2 Comments:

Blogger Pola said...

Es lo que pasa con la musica. Cuando adquiere un significado, ya no se puede escuchar de otra manera.
En el casamiento, el DJ nos decia "no podes no poner el bombom asesino". Yo no entendi.

(De todos modos, la calesita del Parque Rivadavia es "especial". Esta copada por los gustos de los muchachos de los puestos, mas que por los de los niños).

Saludos

11:56 AM  
Blogger Yénessi said...

si....definitivamente escribis tan lindo como Fede toca el violin...(lastima que se nos van de gira..) yo vivo en Viel, a la vuelta de esa calesita...hay mil historias como esta entre vuelta y vuelta...
muy bueno lo suyo!

9:00 PM  

Post a Comment

<< Home


Website analytics