Thursday, September 20, 2007





Hoy fue una buena jornada pero igual necesito la alegría opaca del contrabajo, un poco de sonido sin distorión, nítido, la canción de cuna de la música occidental sonando en los graves más suaves. Y pensar que en el conservatorio un profesor me decía que los instrumentos exitosos eran los que se parecían a la voz humana.

9 Comments:

Anonymous Anonymous said...

tenía razón

12:32 AM  
Anonymous Gogui said...

Claro, difícilmente llamaríamos al contrabajo un instrumento "exitoso". Podríamos decir que es muchas cosas, menos eso.

Como contrabajista.... ¿que opinás de "El Contrabajo", de Suskind, Terra?

3:46 AM  
Blogger Luis Andrade said...

Con la excepción del "Bajo barríltono", claro... :-)

L

10:03 AM  
Blogger Pola said...

Y también le instaban a practicar unos ejercicios insoportables que por suerte Ud. practicaba en el balcón, bien lejos del resto del departamento ;)

11:31 AM  
Blogger Terra said...

Gogui: escribí sobre el contrabajo en este mismo blog.

Pola: Se llama solfeo, querida. Me hacía mejor músico, creo, bah, no sé...

1:16 PM  
Anonymous Gogui said...

Lo acabo de leer...y como semi colega tuyo (bajista/contrabajista malísimo)adhiero 100 por cien 100 a la reseña!! Yo lo vi interpretado por un viejo cordobés, pero sinb acento regional.

2:07 PM  
Blogger Pola said...

Si lindo, ya se que se llama solfeo...yo lo practicaba mucho tiempo antes en mis clases de piano y guitarra, con unos profesores que Ud. siempre criticaba para no perder la costumbre.
Y sí, supongo que lo hacían mejor músico, pero sólo quería destacar lo insoportable que eran y lo sacrificado de aguantarlo.
Besos

5:25 PM  
Blogger Terra said...

Tan sacrificado no era... Aunque insopotable siempre fui.

7:56 PM  
Blogger Marcelo said...

La existencia misma de un contrabajista es directamente proporcional al bajo porcentual de resistencia a lo tedioso de meterlo en un taxi.

9:05 PM  

Post a Comment

<< Home


Website analytics